Seguir

¿Existe una franquicia que tenga que pagar?

Todos los conductores que alquilen un coche en RideLink están sujetos a pagar una franquicia de hasta un máximo de 750€, sea el coche de la categoría que sea.

Si el coche ha regresado con daños que no existían antes del alquiler, el propietario del automóvil tiene que rellenar el informe de daños con el arrendatario. Allí y entonces, el arrendatario debe pagar a RideLink un depósito de seguridad equivalente a una estimación de los daños causados. Si el costo total de las reparaciones es menor que el de la franquicia, todas las reparaciones deben ser pagadas por el arrendatario. Si es mayor, entonces el seguro de RideLink pagará la diferencia respecto a la franquicia.

Por ejemplo, si las reparaciones se estiman en 350€ y la franquicia es de 750€, el arrendatario debe pagar los 350€. Si se produce un accidente cuyas reparaciones ascienden a 2.000€, el arrendatario debe pagar 750€ y el seguro de RideLink pagará el resto (1.250€).

La franquicia no se retira de la tarjeta de crédito o débito del arrendatario cuando paga la reserva. RideLink sólo cobra la cantidad cuando se envía el informe evaluando los daños y perjuicios.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 2 de 2
¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios